Saltar al contenido

Leyenda de los Hermanos Ayar

[Total:1    Promedio:5/5]

Si quieres conocer sobre la mítica leyenda de los hermanos Ayar no dejes de leer este interesante artículo. También podrás averiguar acerca del cronista que recogió esta leyenda, entre otros datos interesantes.

los Hermanos Ayar

Información

Proveniente de: La leyenda proviene del imperio Inca

Forma de divulgación: Su primera divulgación fue de manera Oral.

Recogida por: La leyenda fue recogida por el cronista y explorador Juan de Betanzos.

Las leyendas del nuevo mundo

Tanto los egipcios, griegos y la mítica cultura china, encontraron leyendas fantasiosas para dar explicación a una variedad de eventos. Asimismo, la civilización Inca también cuenta con leyendas que dan explicación a la creación de la humanidad, así como a las fundaciones de ciudades.

En este caso, la leyenda de los Hermanos Ayar relata la travesía de 8 hermanos en busca de tierras fértiles.  Tras un gran diluvio así commo otras desaventuras, el hermano Ayar Manco logra llegar a un terreno fértil y funda la ciudad de Cuzco.

Resumen de la leyenda

Después de un gran diluvio que destruyó todo el mundo, en la montaña de Pararitambo aparecieron 8 hermanos. Ellos comenzaron su trayecto desde la mítica colina de “Tampu Tocco” en busca de tierras nuevas para poder vivir.

Eran 4 hermanos y 4 hermanas, los cuales se encontraban casados entre sí. Sus nombres eran, Ayar Manco y su esposa y hermana Mama Ocllo. Además se encontraban Ayar Cachi y su esposa Mama cora; Ayar Auca y su mujer Mama Huaco y por último Ayar Uchu y su esposa Mama Rahua.

El sendero y sus desaventuras

Cuando los hermanos vieron el mundo sumido en la destrucción que había dejado el gran diluvio, emprendieron la marcha hacia el sur este. Estos fueron acompañados por diez miembros de los Ayllus quienes los ayudaron a encontrar aquellas tierras prometedoras que buscaban.

En el sendero se destacó la gran valentía y fuerza de Ayar Cachi, esto produjo que sus hermanos sintieran envidia y quisieran asesinarlo. De esa manera, Ayar Cachi fue engañado por sus hermanos tras ser enviado a la cueva de donde partieron a buscar semillas. Al llegar a la cueva, uno de sus acompañantes arrojó una enorme roca en la entrada, quedando Ayar Cachi atrapado allí sin poder salir.

Siguientes altercados

El segundo hermano en sucumbir fue Ayar Uchu cuando en el camino del monte Huanacauri se toparon con una estatua. Este era un gran ídolo petrificado que impuso temor y respeto en los 7 hermanos que aún vivían. Ayar Uchu saltó sobre la parte trasera de la estatua y fue petrificado automáticamente, uniéndose a la escultura para siempre.

Otro de los hermanos que sufrió la petrificación fue Ayar Auca en el sendero de la pampa del sol. Sin embargo,  Ayar Manco acompañado de los hermanos que quedaban lograron conseguir tierras fértiles. Ayar Manco fundó una pequeña ciudad en ese pedazo de tierra que hoy día se conoce como Cuzco. Cabe recordar que la ciudad fue fundada en nombre de los dioses incas como  Viracocha y el sol resplandeciente.

En cuanto al origen de esta interesante leyenda, se sabe que la misma fue recogida por el gran cronista español Juan de Betanzos. Dicho cronista fue un gran estudioso del tema, caracterízandose por hablar perfectamente el quechua. Esta leyenda tuvo una promulgación meramente oral antes de Betanzos, el cual se encargó de escribir al castellano e inmortalizar hasta nuestros días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *