Saltar al contenido

Biografía de San Martín de Porres Resumen

San Martín de Porres

Resumen de la Biografía e historia de San Martín de Porres, En esta reseña te brindamos los datos más importantes de su historia verdadera resumida de este personaje. Como vida, muerte y los acontecimientos que marcaron en la historia

Información de San Martín de Porres:

Fecha y lugar de nacimiento: 9 de diciembre de 1579, Lima- Perú.

Fecha y lugar de fallecimiento: 3 de noviembre de 1639, Lima- Perú

Nombre de Nacimiento: Martín de Porres.

Padres: Juan de Porres (Español) y Ana Velázquez (Panameña).

Esposa: No tuvo.

Hijos: No tuvo.

Ocupación: Auxiliar de barbero, boticario y medicina natural.

Considerado como: el protector de los enfermos, los pobres, los barberos y de los animales.

Apodo o apelativo: se le conocía de manera cariñosa como “Fray escoba” y “Martín de la caridad”.

Frase célebre: a los enfermos les decía “Yo te curo, Dios te sana”.

¿Qué hizo?: Cuidaba de los enfermos y de los más necesitados. A veces las personas hablaban de curaciones instantáneas.

Fecha / Día que se le recuerda: Su santoral se celebra el 3 de noviembre día de su muerte.

Resumen de Biografía

Un breve resumen de la historia de San Martín de Porres.

Su niñez y adolescencia la vivió en extrema pobreza junto a su madre y su hermana. Su padre no los había reconocido y al ver las precarias condiciones en las que vivían decidió reconocerlos. Así fue como entró en la Orden de Santo Domingo de Guzmán, por ser un mulato pudo ser acogido e impartiendo en las labores de limpieza.

En 1606 se convirtió en fraile profesando los votos de pobreza, castidad y obediencia. Su personalidad hizo que fuera buscado por todas las personas de todas las clases sociales, todos tenían en él un alivio espiritual y de sanación.

Su relación con personas de la alta sociedad le ayudó a formar el Asilo y Escuela de Santa Cruz para cuidar a los más necesitados y enseñarles una profesión. También sentía una gran empatía y compasión hacia los animales, esto se debía al fruto de su gran amor por el creador.

Cuando las personas enfermaban pedían “Que venga el santo hermano Martín”. Muchos alegaban que lo veían entrar y salir de las casas estando las puertas cerradas, incluso a los presos en sus celdas sin tener él las llaves. Todos preguntaban como lo hacía y él respondía “Yo tengo mis modos de entrar y salir”. Algo que lo caracterizaba además de su devoción a los enfermos y más necesitados era el tiempo que dedicaba a la oración, solo dormía 3 horas y comía muy poco.

Tras una vida entregada a la bondad, la caridad y el sacrificio. Cayó enfermo a sus 60 años y supo inmediatamente que el Señor lo necesitaba. Fue beatificado en 1837 por el Papa Gregorio XVI y canonizado el 6 de mayo en 1962 por el Papa Juan XXIII. San Martín de Porres fue el primer Santo negro de América.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *